jueves, 1 de julio de 2010

El Molle


Schinus molle es un árbol, de hojas perennes, con copa redondeada y elegante. Ramas gráciles y péndulas; puede medir hasta 15 metros de altura auque se han encontrado ejemplares de hasta 20 m, dependiendo del área geográfica en la que se encuentren.

Descripcion


Las hojas son compuestas imparipinada, grandes, lampiñas, con numerosas hojuelas largas y estrechas, con disposición alterna y terminadas en punta; su borde es entero o raramente serrado. Flores hermafroditas o unisexuales, de pequeño tamaño, dispuestas en un gran número en panículas colgantes terminales y axilares; son de color amarillo, tienen un cáliz con cinco lóbulos, cinco pétalos, diez estambres y un pistilo, rematado en tres estilos. Al madurar este último, origina una drupita del tamaño de un grano de pimienta, de color rosa brillante, con muy poca carne y un solo hueso; al romperlo despide un agradable olor, algo resinoso, a pimienta.
Se encuentra de forma espontánea, desde el sur de México hasta el norte de Chile y centro de Argentina, especialmente en el Perú, de donde fue llevado a Europa por los españoles. En Europa se cultiva en parques, paseos y avenidas es muy resistente a la sequía y a las altas temperaturas, aunque no aguanta bien las heladas. En España, es frecuente su cultivo, en las provincias más cálidas, especialmente en el Levante y Andalucía. En medicina folclórica las hojas y las flores se utilizan como cataplasmas calientes contra el reumatismo y otros dolores musculares.
Las hojas en infusión junto con hojas de eucalipto, y en inhalaciones, son usadas para el alivio de afecciones bronquiales.

Usos


Su resina encuentra parecidas aplicaciones que la almáciga y ha sido empleada como masticatorio en el Perú, donde también se elabora con el fruto una bebida fermentada, similar a la chicha, principalmente en Ayacucho. La semilla se emplea como "pimienta rosada”.
Se trata de una planta ampliamente utilizada por la medicina tradicional. A su corteza y resina se le han atribuido propiedades tónicas, antiespasmódicas y cicatrizantes y la resina es usada para aliviar las caries. Al frotarse en la piel genera una sustancia que aleja a los mosquitos. Los frutos fresco en infusión se toman contra la retención de orina. Las hojas hervidas y los baños con el agua de las hojas en decocción, sirven como analgésico, cicatrizante y antiinflamatorio de uso externo, y las hojas secas expuestas al sol se usan como cataplasma para aliviar el reumatismo y la ciática.

jueves, 24 de junio de 2010

Usos no maderables del molle


Dentro de los usos forestales no maderables para el molle Schinus molle. L encontramos en los siguientes: En Colombia se extrae la resina de este árbol se seca y se muele para genera un polvo que antiguamente se usaba para mundificar y cerrar toda llaga con suavidad y blandura; usan las hojas maceradas en fresco a manera de emplastos para cerrar heridas frescas, las cuales se desecan y sanan; de las hojas y la corteza se extrae un aceite esencial (bálsamo) el cual es utilizado en dentífricos, perfumes y jabones como materia prima industrial, este aceite sirve para el tratamiento del cólera, reumatismo, la tuberculosis, bronquitis y hemorragias; los frutos se preparan como infusión la cual sirve como diurética para contrarrestar la retención de orina, contra el reumatismo y las cataratas.
En Perú antiguamente con las hojas se preparaban infusiones con las cuales se hacían baños para desinflamar piernas de gotosos.
En Colombia se preparaba una chicha a partir de la fermentación del juego de los frutos, que era de gran acogida y mas embriagante que la chicha de maíz.
Las comunidades afrocolombianas del pacifico, que trabajaban en las viñas repelían a los mosquitos por el olor de las hojas verdes, con las cuales fabricaban guirnaldas que colocaban sobre sus cabezas. En algunas regiones de Argentina y Colombia preparan un macerado en agua con las hojas del árbol, el cual actúa como insecticida apto para desinfectar suelos para cultivo, además de ser útil para combatir hongos en plantas de cultivo para los almácigos, asimismo usan el producto de este macerado como desinfectante para el aseo casero. En Perú comunidades campesinas usan este macerado para el control de áfidos en cultivos. En Colombia se produce una tintura a partir de las hojas y ramitas las cuales se someten a una ebullición prolongada, dando un colorante amarillo pálido usado para tinturar lana o algodón.
Los indígenas araucanos que habitan regiones de Chile y Argentina usaban la resina proveniente del árbol en ritos de curación como resina ceremonial.

Variedades de molle


Molle trepador
Familia: ANACARDIACEAS (Molle trepador, molle del cerro)
Nombre científico: Schinus gracilipes Johnst
Descripción: Arbusto o árbol, inerme de 2 a 7 m de altura, con tronco de hasta 30 cm de diámetro.
Distribución: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca. En Tuc: Parque Chaqueño próximo a la montaña y llega a los 2000 m. También se halla en el monte
Observaciones: Florece de agosto a noviembre y fructifica de diciembre a febrero.

Molle blanco
Familia: ANACARDIACEAS
Nombre científico: Schinus piliferus Johnst
Descripción: Arbusto o árbol espinoso de 3 a 8 m de altura, con tronco de 10 a 30 cm de diámetro, corteza delgada color castaño claro que en los ejemplares adultos se deprende en pequeñas placas.
Distribución: N.O.A., Córdoba, San Luis. En Tuc: Parque Chaqueño y Monte llegando a los 2000 m snm
Observaciones: Florece de octubre a noviembre y fructifica de noviembre a febrero

Molle negro
Familia: ANACARDIACEAS
Nombre científico: Schinus bumelioides Hohnst
Descripción: Arbusto o arbolito espinoso, de 2 a 6 m de altura, con tronco de hasta 30 cm de diámetro, con ramas y ramitas de color castaño o gris claro.
Distribución: N.O.A., Cuyo, Chaco, Entre Ríos. En Tuc: Parque Chaqueño y Monte
Observaciones: Florece de julio a diciembre y fructifica de octubre a marzo

Molle pispito
Familia: ANACARDIACEAS
Nombre científico: Schinus fasciculatus Johnst
Descripción: Arbusto o arbolito espinoso, de 1,5 a 6 m de altura, con tronco de hasta 30 cm de diámetro.
Distribución: N.O.A., Cuyo, Córdoba, La Pampa, Río Negro, Buenos Aires, Formosa, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe. En Tuc: Parque Chaqueño y Monte
Observaciones: Florece de mayo a agosto y fructifica de septiembre a diciembre.

LA LEYENDA DEL MOLLE


En 1940 en una estanzuela de Cañada de Alvarez, un hachador me consultó por una urticaria gigante. En la investigación clínica de las causas se descartaba el origen alimenticio o la picadura de un insecto. De pronto y con sonrisa picaresca el capataz Arturo Torres, dice: -¡A ese hombre lo ha flechado el molle!
Nos recibimos de médicos, pero sólo la observación diaria -de enfermos y el conocimiento de la Patología Regional, nos hace médicos. La alergia al Tala y a otros arbustos era conocida y nuestro pensamiento clínico desconocía que el simple hecho de hachar un árbol podía originar una violenta urticaria. Poco después envié a un amigo alergista, aserrín y fruta de molle y en la investigación científica se probó que el Molle no sólo produce urticaria, sino que puede originar una alergia por inhalación, de crisis asmáticas.
Asociado el origen del nombre de Calamuchita: Región de molles", al flechazo que producía el árbol en algunos hacheros y conversando con viejos criollos de la región me relataron la leyenda, que después el distinguido educacionista Don Gotardo Stagnaro, la publicó en su libro de texto en las Escuelas Primarias: Fuentes de Vida.
Dice la Leyenda: "Vivía en estas regiones un jefe indio llamado Alimin, que se había enamorado perdidamente de Inti-Aidu, belleza indígena, a quien deseaba hacer su esposa. Un día la conquista se hace presente y encabeza el grupo de hombres Rodrigo de Soria. Ver a Inti-Aidú y rendirse de admiración fue todo uno, a tal punto que la pasión amorosa desasosegó al jefe español, convirtiéndolo en terrible rival de Alimin. Inti-Aidú, rechazó las propuestas matrimoniales del conquistador y por ello Rodrigo de Soria, decidió raptarla.
Una noche Alimin, al querer salvar a su amada, fue descubierto y Rodrigo de Soria prefirió matar a la mujer que había perturbado su vida y su sueño, antes que verla con el jefe indio. Con su espada la mató debajo de un molle.... Desde ese día el molle juró vengar a la india y flecha sin piedad alguna, al que busca amparo bajo su sombra es un árbol sagrado.
La leyenda es hermosa. Es posible que el nombre quichua de sus personajes sea otro. Así me fue relatada una noche al pie del cerro Champaquí, mientras rodaba el mate y se comentaban sucesos del pago chico.